lunes, 9 de enero de 2006

ÍTACA

Ítaca, después de todo,
era un montón de piedras
rodeado de desierto,
viejos agonizando en habitaciones de hospital,
una madre enferma,
un coche estropeado en la puerta del taller,
sucio de cagadas de pájaro.

Ítaca, después de todo,
no era más que un barrio pobre
en el extrarradio de una ciudad de segunda
sometida a la dictadura del sol y el ladrillo.

Ítaca, después de todo.

3 comentarios:

rebe dijo...

hola!
soy rebe, la galleguica claro, ahora que descubro tu blog estaré al tanto de tus publicaciones!
un saudiño!

Anónimo dijo...

Itaca es los Angeles?
Estoy confundido.

rebe dijo...

Itaca es el mundo entero creo yo. Somos ciudadanos del mundo! Recuerdalo!